Etiquetas

domingo, 2 de agosto de 2015

Supuesta "innovación" regiomontana

Estadio de Monterrey... ¿Innovacion?

El día de hoy se inaugura el nuevo estadio de futbol que el Club de Futbol Monterrey. Obra monumental que albergará una mayor cantidad de fanáticos de aquel equipo durante los partidos que celebre como local.

Durante las vísperas he recibido mensajes por redes sociales, así como por mensajería privada, acerca del tamaño del estadio que se encuentra de estreno, mismo que comparan con el actual estadio de Santos Laguna. La mayoría de dichos mensajes son burlones e insultantes. Lo anterior lejos de disgustarme o incomodarme, me divierte. Los casi seis años en los que en La Laguna se tuvo un estadio mucho mejor que los de ambos equipos regiomontanos fueron lapso en el que una de sus fuentes de denuesto hacia la región de los grandes esfuerzos se mantuvo cerrada.

Es lógico que el nuevo inmueble supere en aforo al ubicado en la ciudad de Torreón. Para una urbe tres veces mayor, la mayor capacidad del inmueble nuevo era de esperarse.

Lo que es cierto es que en Monterrey, por envidia, orgullo o amor propio, nos copian todo lo que en La Laguna innovamos… cacareándolo como si realmente fuera invención regiomontana. Siguiendo el postulado goebbeliano de que una mentira mil veces repetida, se convierte en verdad, repiten constantemente que, cuanta invención lagunera por ellos copiada, es invención regiomontana con la que innovan; la opinión pública de Monterrey y alrededores termina creyéndoselo, y repitiéndolo como dogma de fe.

Ejemplos:
-   -       En Santos Laguna se innovó en 1994 el sistema de contraseñas para la venta de boletos partido tras partido. Tres años después, en Monterrey comenzó a utilizarse dicho sistema, del cual se decía, fue un sistema ideado por primera vez en aquella ciudad.
-   -       En 2005 se tocaba en el sonido local del estadio Corona la canción “Venceremos”. Una de sus estrofa dice a la letra: “El estadio a reventar / la familia está reunida / verde y blanco su color / EN LA CANCHA Y EN LA VIDA”. Aquella frase me quedó grabada, y motivó que éste, mi blog, lleve por nombre “Cosas de la Cancha y de la Vida”. Años después, Monterrey adopta como su lema un slogan que dice: “En la vida y en la cancha”: copia de una estrofa de himno lagunero, sólo se le cambió la sintaxis.
-   -       En 2006, Santos Laguna crea un departamento de Inteligencia Deportiva, que tantos buenos resultados – deportivos y económicos – le ha generado al club. En meses anteriores, Monterrey presumió que innovará creando un departamento igual.
-    -      En 2007, tras lograr la permanencia, se diseña el estadio Corona con un concepto de sustentabilidad; un inmueble utilizado diariamente (oficinas, negocios, capilla, tienda deportiva, próximamente centro comercial y hotel; Garat Café, que sólo tiene sucursales en exclusivas zonas de la cd. de México como Paseo de la Reforma y Av. Masaryk, tiene sucursal dentro del TSM, abierta al público de lunes a domingo); la obra recibió el Premio Iberoamericano CIDI "Obra Emblemática del Año 2012" debido a su innovación y funcionalidad. Ahora, en Monterrey inauguran lo que será – al igual que lo que en su momento se dijo del estadio Omnilife de Zapopan – un elefante blanco durante doce o trece días de cada dos semanas, y lo presumen como “innovador”.
Indudablemente es excelente el benchmarking sobre las innovaciones laguneras que se realiza en Monterrey. Como técnica es genial. Lo que es ajeno a la ética es presumir las innovaciones ajenas como propias. Todo lo que Santos Laguna ha logrado innovar es, sin duda, benéfico no sólo para la Comarca Lagunera, sino para el resto de los clubes mexicanos, ya que éstos adquieren mejores ejemplos a seguir. Si en la sultana del norte desean creerse el cuento de que allá son mejores y originales, de que las innovaciones laguneras son realmente de la capital neoleonesa, es su problema vivir con una percepción alejada totalmente de la realidad. Quizá sea un duro golpe a su ego el aceptar que lo que presumen sea una imitación de algo innovado en este “rancho bicicletero” como algunos comentaristas regiomontanos llaman a la Comarca.


Felicidades a la afición de Monterrey por su nuevo estadio, ya les hacía falta. Este artículo va dirigido solamente a quienes pretenden denostar a La Laguna, práctica reiterada de algunos “primos” que parece nunca han viajado más allá de Santa Catarina.

No hay comentarios.: