Etiquetas

lunes, 1 de junio de 2015

Campeonato de Santos Laguna y la Comarca Lagunera

La Quinta Estrella: triunfo santista, duro revés para promotores.

Ayer, Santos Laguna conquistó su quinto título en el máximo circuito del balompié mexicano. Las incidencias del encuentro definitorio, estratégicas más que nada, pasan a segundo plano. En esta ocasión quiero destacar el valor de este título, en el cual se salvaron más y mayores obstáculos que en los cuatro anteriores.

Pedro Caixinha


La “Era Caixinha”.

Para desgracia de quienes virtualmente controlan el negocio de la compraventa y el manoseo vil e inmoral de jugadores, Santos Laguna ha llegado a la gloria sin tener nada que ver con ellos. En las oficinas del club albiverde se han dado cuenta de que resulta más rentable en cuestiones económicas y deportivas el tener un departamento de inteligencia deportiva propio, que vea por sus intereses – económicos y deportivos – y no por los de los intermediarios que tanto daño hacen al futbol. Se dejó atrás todo negocio con sujetos como Carlos Hurtado, quien, hay que recordarlo, fue quien se llevó a lo mejor de Santos Laguna – con la complacencia de sus en aquel entonces directivos – a Cruz Azul para que el cuadro de La Noria conquistara su último título, hace ya más de 17 años, enviando al plantel verdiblanco a jugadores que en la Máquina se consideraban de desecho como  Héctor Altamirano o Joahan Rodríguez, quienes, por azares del destino, karma o como lo queramos llamar, alcanzaron la cúspide vistiendo los colores de la Comarca; ese mismo Carlos Hurtado fue quien, en un ardid de soberbia, llegó a declarar cuando fue invitado por José Ramón Fernández a su programa de entrevistas “En Caliente” que le dijo a Javier Aguirre, quien acababa de ganar el campeonato dirigiendo a un Pachuca que prescindió de sus “servicios”: “tú no sabes nada de futbol, fuiste campeón por mera casualidad, pero no sabes nada de futbol”; ese Carlos Hurtado quien, junto con otros colegas de su calaña – como Guillermo Lara y otros secuaces – seguramente inspiraron la trama de la película “Rudo y Cursi” por las situaciones tan kafkianas que ahí se observan acerca del manoseo de jugadores, transferencias amañanadas en las que premian al que “se pone guapo” con ellos, y son capaces de obstaculizar e incluso destruir carreras de jugadores rebeldes o ajenos a ellos.

Carlos Hurtado
Fuera de la zona de influencia de promotores es en donde ha trabajado Santos Laguna desde que decidieron darle las gracias a Benjamín Galindo, retomando el proyecto de trabajo que se había iniciado cuando se contrató al argentino Diego Cocca y que tuvo que ser abortado ante la situación apremiante que en aquel momento se vivió; desde la llegada del sucesor del “Maestro”, Santos Laguna ha sido objeto de cuestionamientos bastante injustos por parte de la prensa capitalina, esa prensa que se ostenta como “nacional”, esa prensa cuyos contenidos son para los habitantes de la Ciudad de México pero con alcance al resto del país, esa prensa cuya propaganda goebbeliana es tomada como dogma de fe por parte del grueso de la audiencia, tan ignota y carente de memoria histórica; en ese tenor, Pedro Caixinha se ha convertido para el imaginario colectivo en un extranjero pernicioso que viene a burlarse de los habitantes de este sufrido México. A Pedro se le ha acusado de buscapleitos cuando ha defendido los intereses de su escuadra; un dato que la prensa manipuladora no menciona es que, cuando Pedro Caixinha ha tenido roces con cuerpos técnicos y/o directivos de otros equipos es cuando el marcador le ha favorecido; tampoco se menciona que quienes han tenido dichas fricciones con él son verdaderos patanes que nunca han aprendido a perder, como Miguel Herrera y Ricardo Peláez, Saturnino Cardozo o Tomás Boy; posteriormente se le inventaron conatos de bronca con Antonio Mohamed y Enrique Meza, sin que se tenga evidencia de que hayan sucedido; también es justo recordar que, al finalizar el partido de vuelta de la semifinal del Torneo Clausura 2014, cuando Santos Laguna se quedó a un gol de avanzar a la final, durante el conato de bronca que se suscitó en la zona mixta entre jugadores de ambos clubes, se aprecia en un video que Caixinha intenta calmar a sus jugadores y llevarlos a su vestidor, cuando el delantero ecuatoriano Enner Valencia lo golpea por la espalda; la prensa de la ciudad capital mencionó que fue el estratega lusitano quien intentó golpear al moreno goleador del cuadro hidalguense ignorando olímpicamente los hechos filmados, acrecentando el mito en torno a la figura del otrora forcado.

Un video de cómo Enner Valencia es quien ataca a Caixinha

Así como a quien no es dejado se le llama “buscapleitos” por parte de sus detractores, quien tiene clara su visión y objetivos es considerado “necio”; en este sentido ha sido calificada la directiva de Santos Laguna cuando ha decidido mantener el proyecto de trabajo encabezado por Pedro Caixinha. Para los sabios de la prensa, quienes cuando les es conviente ven al club de la Comarca como un “equipo chico”, el no haber clasificado a la liguilla durante el torneo Apertura 2014 resultaba imperdonable – como si se tratara de un equipo grande – y exigía que rodara la cabeza del director técnico, así como un cambio de rumbo – ese cambio de rumbo significa, en buen cristiano, volver a trabajar con promotores – de cara al presente Clausura 2015. Sabiendo que la institución encabezada por Alejandro Irarragorri contaría con mucho dinero producto de la venta de Carlos Darwin Quintero al club América, los comisionistas intentaron sin éxito meter mano en las contrataciones albiverdes; además, el hecho de vender a sus vacas sagradas era interpretado por la prensa como “desmantelamiento” santista mientras que, la carencia de una contratación “bomba” se informaba al público como signo de una institución falta de presupuesto que ahora se dedicaría a vender jugadores y empobrecer su plantel; la condena a la media tabla era dictada en las grandes cadenas de medios de comunicación.

Reestructura 2015.

"Somos Santos" 5 de enero 2015.
Tuve la oportunidad de asistir  como panelista a la primera emisión del programa “Somos Santos”, que se transmite los lunes a las 20:00 hrs a la Comarca Lagunera en el Canal 9 local, propiedad de la cadena de medios regiomontana “Multimedios”. En dicho programa, Pedro Caixinha respondió a los cuestionamientos del público asistente, desmintió la idea de “desmantelamiento” dando datos muy interesantes: explicó cómo armó el plantel, línea por línea; proporcionó un dato muy interesante: Santos Laguna afrontaría el torneo siendo el equipo con menor promedio de edad de los dieciocho contendientes – dato que nunca ha sido mencionado en los programas de alcance nacional en caso de Santos Laguna, pero que sí es ponderado cuando quienes lo han hecho son la U.N.A.M. o Atlas –; también mencionó que todos los jugadores que conforman dicho plantel han sido campeones, ya sea con Santos Laguna o con equipos anteriores, o bien han sido seleccionados así sea en representativos con límite de edad; también explicó a qué quiere que juegue su equipo, cuidando cuatro tiempos: cuando se tiene el balón, cuando no se tiene la pelota, jugadas a balón parado a favor y jugadas a balón parado en contra; dicha filosofía fue puesta en práctica durante el torneo, con fallas durante el proceso de adaptación que le costó puntos, críticas, abucheos y un fuerte clamor por su salida, mas cuando comenzó a resultar, se ha ocultado mañosamente la congruencia en el jugar del equipo.

Cuando se habla de que un club, ya sea de futbol, beisbol, futbol americano o el deporte colectivo que sea, se encuentra en reestructuración, el aficionado comprende y no espera campeonatos, sino un proceso que irá de menos a más; cuando se reestructura un cuadro, el hecho de llegar a la ronda final será visto como un éxito; en el caso de Santos Laguna, la prensa que ya sea por malquerencia a lo lejano del centro del país, o por estrategia para lograr que Santos Laguna abortase su proyecto, hablaba de un sonoro y rotundo fracaso de la institución, sobre todo en aquellas cinco jornadas, de la 7 a la 11, en las que sólo se cosecharon dos puntos. Sin embargo, como bien lo definió el periodista lagunero Chuy Aranzábal, Santos Laguna demostró ser una institución demasiado seria como para tomar decisiones populares; los ataques constantes de los medios que, llama la atención que sus argumentos eran muy similares y simultáneos, resultaron un aliciente para que el plantel sacara el amor propio, se mantuviera y terminara por carburar la máquina, ya sin ahogarse, sin “jalonearse”, sin ruido en el escape y sin que se le peguen los platinos.

Coronación incómoda.

“Poco tiempo, mucha historia” es un slogan que presume el Club Santos Laguna, y que ha hecho válido, y lo ha mantenido vigente. El sinfín de vicisitudes mencionadas líneas arriba resultó ser un aliciente para todos quienes conforman este equipo de guerreros. El título recién conseguido, que sinceramente no imaginábamos cuando menos en este torneo, exhibe que el modelo de trabajo de Santos Laguna, innovador en este país, es más que viable. Los temores de los promotores e intermediarios, que invirtieron una buena cantidad de recursos maiceando jilgueros para hablar en contra del mismo, de que el modelo de trabajo santista – sesiones de trabajo largas, cuidado de alimentación, ciencias aplicadas al deporte, inteligencia deportiva y, sobre todo, cero trato con “coyotes” – busque ser replicado por otros equipos del país, es cada vez mayor y pone en entredicho la viabilidad de su negocio. Un negocio pernicioso que si, gracias a la rebeldía de Santos Laguna, llega a terminarse, será otra aportación positiva de la Comarca Lagunera para el país, aunque algunos lo nieguen y otros, cuando lo copien, pretendan cacarearlo como suyo.

PD Recordemos que el club se llama Santos Laguna, y pertenece a la zona conurbada de la Comarca y a sus veinte municipios; para que Rubén Moreira no quiera apropiarse de este logro y trasladarlo a Saltillo, excluyendo a la afición de la cuna del nacimiento del club, Gómez Palacio, así como a los de Lerdo, Tlahualilo, Mapimí, etc. Si se quiere congraciar con La Laguna, que envíe los recursos que nos pertenecen y canalice las inversiones que se requieren, no migajas. 

3 comentarios:

Eduardo Massú dijo...

Excelente Macias, el portugués nos enseñó a todos que seguir haciendo lo que se venía haciendo traería los mismos resultados; era importante hacer y pensar diferente para obtener resultados distintos, la pregunta en todo caso es: la directiva o el propio Caixinha pensaron en frutos en un proceso tan corto?

Daniel Rodríguez dijo...

Muy buen articulo donde te da una buena idea del modelo de negocios del equipo.felicidaded kike

Daniel Rodríguez dijo...

Muy buen articulo que te da una idea del modelo de negocios usado por el santos. Felicidades Kike